Rejuvenecimiento Facial con Implantes

Labios sexys con implantes faciales
labios sexys, con Implantes faciales de larga duración

Los implantes faciales ó relleno facial, se usan para mejorar el contorno facial. Frecuentemente estos implantes ayudan a dar un balance mas armonioso a sus rasgos faciales de forma que se sienta mejor con
su aspecto de rejuvenecimiento,

Tener un aspecto joven sin tener que recurrir a la cirugía, es ahora más sencillo con una serie de inyecciones en el rostro, lo ultimo en implantes faciales

Los implantes faciales ó relleno facial, son unos de los recursos mas importantes con los que cuenta la medicina estética hoy en día.
Están indicados fundamentalmente en el tratamiento de arrugas, surcos, cicatrices y todo tipo de depresiones cutáneas, igualmente los implantes faciales nos permiten la remodelación y
aumento de diferentes áreas faciales como labios, mentón, pómulos etc..

Para ello es fundamental que el medico estético conozca con exactitud las características e indicaciones de las diferentes sustancias que existen en el mercado.
Los implantes faciales pueden clasificarse de diferentes maneras, nosotros consideramos que la clasificación de acuerdo a la duración del material podría ser la de mayor interés para el paciente.

Según lo antes comentado los podemos categorizar de la siguiente manera:

1-Inyectables de corta duración y degradables
(Colágeno y Acido Hialuronico, con una duración de entre seis meses y un año).
– RESTILANE
– PERLANE
– ZYDERMA
– COSMODERM
– HYALFORM
– JUVEDERM
– IAL-SISTEM
– SURGIDERM
– VISCONTUR, etc.

2- Inyectables de mediana duración y degradables, (duración variable de uno a tres años).
– Acido polilactico(NEW FILL, SCULPTRA)
– Hidroxiapatita de calcio (RADIESSE)

3- Inyectables permanentes y no degradables.
– Poliacrilamida (AQUAMID, OUTLINE)
– Polimetilmetacrilato (METACRIL)
– Microesferas de polimetilmetacrilato (ARTECOLL)
– Hidrogel acrilico (DERMALIVE)
– Polialquilamidas (BIOALCAMID)
– Acido polivinilico (BIOINBLUE)
– ETC.

4- Inyectables mixtos Combinación de Implantes(contienen un producto degradable como colágeno o acido hialuronico, asociado a uno permanente, ARTECOLL, DERMALIVE).
La elección del producto dependerá de la zona a tratar, del volumen que deseemos obtener y del tiempo que el paciente desee que dure el efecto; también hay que mencionar que el coste del
producto será también un factor a tener en cuenta.

Cada material tiene una técnica especifica de utilización, que incluye la manera de ser implantado, la cantidad de producto a implantar, el nivel de colocación (profundidad), la posterior
manipulación, el numero de sesiones, etc.

Los implantes inyectables son empleados la mayoría de las veces en la región facial -aunque también pueden ser beneficiosos en otras partes del cuerpo- y son utilizados para rellenar:

I )Arrugas y líneas de envejecimiento: Faciales, en labios, comisuras de la boca, entrecejo, cuello, alrededor de los ojos (perioculares) o de la boca (periorales).
Surcos profundos: naso-labial (desde la nariz hasta la boca) o glabelares (líneas entre las cejas).
Cicatrices de acné u otros tipos de deficiencias titulares.
O para dar volumen:

2)En labios, pómulos, mentón, mandíbula, ángulos mandibulares, etc.
En pacientes con tratamiento VIH.
En las atrofias y asimetrías faciales.
Materiales de relleno
Materiales de relleno son todos aquellos productos utilizados para proporcionar volumen en alguna parte del cuerpo. Dentro de los materiales de relleno podemos diferenciar, principalmente, dos
tipos: los injertos y los implantes.

Los primeros son tejidos extraídos del mismo individuo y transportados a otra parte de su cuerpo -sin mantener ningún tipo de conexión vascular con la zona donante (injerto autólogo), tejidos de
otro individuo de la misma especie (injerto homólogo) o de otra especie (injerto heterólogo). Como ejemplo de estos tenemos el injerto de grasa propia (injerto autólogo), el injerto de cartílago de
otra persona (injerto homólogo) o los injertos de piel, cartílago y colágeno bovino (injerto heterólogo).

Por otra parte, un implante es todo material no orgánico introducido en el organismo. Se han empleado infinidad de materiales con este fin: cera, marfil, y más recientemente, Plásticos
(poliuretano y polietileno), Elastómeros (siliconas y metacrilato), Politetrafluoretileno expandido (PTF-E), Metales (titanio, vitalio, oro y acero) y producto textiles (Dacron, Teflón y Gore-tex).

Indicamos los implantes en caso de hipotrofia, atrofia o pérdida, tanto de tejidos blandos como de hueso, y no disponemos de materiales propios o su obtención no está justificada por ser más
cruenta o no mejorar el resultado alcanzado con el implante.

IMPLANTES de relleno inyectables:
Son aquellos materiales que pueden ser introducidos en el organismo mediante inyección. Según su origen se clasifican en biológicos (de origen orgánico) y no biológicos (de origen sintético) y
según su duración en: reabsorbibles e irreabsorbibles. Siendo este un dato de máxima importancia nosotros utilizaremos esta clasificación para estudiar los diferentes productos.

Implantes reabsorbibles
Los rellenos inyectables temporales, rápidamente biodegradables, poseen una duración limitada entre los 2 y, como mucho, los 6 meses. Los productos más frecuentemente utilizados son los
derivados del colágeno (autólogo o bovino) o del ácido hialurónico (de origen animal o de síntesis). Otro producto con las características de reabsorbible es el ácido poliláctico (antes llamado New
Fill y actualmente Scultra) cuya duración oscila entre los 12 y 18 meses.

Implantes de relleno facial irreabsorbibles
Son definitivos, es decir, no reabsorbibles y entre ellos cabe destacar: Metacrilato (Artecoll y Dermalive), Acrilamidas (Aquamid y Evolution) y Polialquilimidas (Bioalcamid). La silicona líquida, en
forma de microgránulos o biopolímeros pertenece al grupo de los compuestos inorgánicos irreabsorbibles y su utilización con fines estéticos está prohibida en (España)

Aquamid: Implante de relleno facial no reabsorbible.
Aquamid (también erroneamente llamado Acuamid) es un implante transparente inyectable compuesto por un 97.5% de agua, asociado a un 2.5% de polímero entrecruzado (poliacrilamida).

La elaboración de Aquamid se basa en la tecnología de “In-line Cross-Linking” o “entrecruzamiento en línea” que aporta una combinación exclusiva de elasticidad, viscosidad y alto contenido de
agua.

Aquamid ha sido especialmente diseñado y formulado para la corrección del tejido blando facial: pliegues profundos, arrugas, nariz, mentón, aumento de los labios, moldeado de los contornos y
otras correcciones faciales.

Aquamid (o Acuamid) es, por lo tanto, una solución para realizar correcciones estéticas duraderas, añadiendo agua al tejido. Con Aquamid los resultados obtenidos son inmediatos, naturales,
proporcionando una gran satisfacción al paciente y no produce efectos secundarios. Aquamid es un gel homogéneo sin micro partículas. No es reabsorbible, no es alergénico, es biocompatible,
física y químicamente estable, resistente a la migración, no afecta al sistema inmunitario, muy elástico, con Ph neutro, y con marcaje CE desde 2001.

Aquamid se inyecta subcutáneamente de manera retrógrada manteniéndose en el punto de inyección y no se descompone con el paso del tiempo. Tras la inyección de Aquamid, una fina capa
de tejido conectivo (una capa pseudoepitelial), rodea el gel, lo que permite a Aquamid convertirse en una parte flexible y estable del tejido conectivo, logrando así restaurar los contornos de la piel
o aumentando la piel hasta el nivel deseado. Las contraindicaciones conocidas están relacionadas principalmente a posibles reacciones alérgicas a algún componente del producto.

Aquamid ha sido usado exitosamente durante 16 años, y utilizado en más de 200.000 tratamientos.

Aquamid cuenta con certificación CE y es producido por Ferrosan-Contura, una empresa farmacéutica danesa, fundada en 1920.